Envejeciendo un 303 de RENFE

Envejeciendo un 303 de RENFE (H0)

Aunque el envejecido del parque ferroviario es un tema controvertido, que no a todos los aficionados gusta, personalmente siempre he pensado que dejar los modelos tal cómo vienen de fábrica es bastante irreal a la hora de hacer una «explotación» de la maqueta.

¿Por dónde empezamos?

El primer paso para poder «ensuciar» cualquer modelo ferroviario es buscar información gráfica. En este caso he seleccionado un tractor de maniobras porque quiero mostrar diferentes técnicas de pintura, y es un modelo que se presta muy bien al envejecido intenso.

Debemos tener en cuenta que los 303 han tenido en RENFE una vida muy larga e intensa, trabajando constantemente en depósitos y zonas industriales, por lo que era frecuente verlos bastante sucios.

Consultando distintas fotos y vídeos disponibles en internet y publicaciones escritas, podemos observar determinadas zonas en las que la suciedad se acumula con frecuencia. A destacar, el techo, la unión entre capó y bancada y las rejillas delanteras.

Podemos comprobar también que, si bien en la mayoría de casos no se aprecia óxido en exceso, hay algunas zonas más propensas que otras.

En bastantes casos se aprecia cláramente un decolorado, en ocasiones intenso, de los colores del tractor. Este es un efecto muy característico, causado por la exposición a distintos agentes climáticos, entre los que destaca la luz solar.

Con todo ello, sacamos una primera conclusión de los procesos que debemos llevar a cabo.

Materiales empleados

Dado que el objetivo es hacer un tutorial de técnicas sencillas que puedan ser replicadas por un aficionado con poca experiencia, he decidido no utilizar el aerógrafo más que para aplicar baniz (que puede ser sustituido por un formato en aerosol si es necesario).

Además de varios pinceles y el mencionado barniz, vamos a emplear distintos productos:

  • Filtros
  • Lavados
  • Óleos
  • Pigmentos
  • Lápices acuarelables
  • Diluyentes

¿Listo? ¡Vamos a ello!

Montaje y desmontaje

A la hora de realizar estos trabajos es recomendable desmontar lo más posible el modelo, de forma que no afectemos a ninguna parte mecánica.

Antes de montarlo de nuevo, una vez acabado el envejecido, es aconsejable limpiar bien los ejes y las tomas de coriente que hayan podido ensuciarse durante el proceso, para asegurar una correcto funcionamiento de nuestro modelo.

Proceso completo de pintura

Primer paso: Lavados

En los primeros pasos vamos a emplear lavados para marcar las zonas de mayor suciedad. Primero vamos a aplicarlo en las zonas verticales, insistiendo en las líneas de remaches y hendiduras, rejillas, etc. Una vez ha secado durante unos minutos, vamos retirando el exceso con disolvente.

En los primeros pasos vamos a emplear lavados para marcar las zonas de mayor suciedad. Primero vamos a aplicarlo en las zonas verticales, insistiendo en las líneas de remaches y hendiduras, rejillas, etc. Una vez ha secado durante unos minutos, vamos retirando el exceso con disolvente.

Repetimos el proceso en los planos horizontales, pero tratando de hacer una apliación más discontínua.

Segundo paso: Pigmentos

En este caso vamos a aplicar una suciedad con pigmento en polvo. Emplearemos distintos tonos desde el negro y marrón oscuro hasta el ocre o tonos casi blancos, para conseguir una mayor riqueza cromática.

Una vez aplicado el pigmento en las zonas que nos interesen, vamos difuminándole con agua.

Tercer paso: Lápices acuarelables

Vamos a utilizar lápices acuarelables para conseguir distintos efectos. Aplicándolos en seco podemos sacar zonas de relieve de forma similar a cómo se utilizaría un pincel seco.

Si mojamos un poco la punta del lápiz podemos crear efectos distintos, como emplastes de masilla.

Cuarto paso: Escurridos con óleos

Los óleos son un material perfecto para conseguir escurridos de distintos efectos. Para ello aplicamos el óleo en la zona alta del escurrido y, con ayuda de un pincel y disolvente, hacemos un movimiento vertical para crear ese efecto de suciedad u óxido escurrido.

Quinto paso: Decolorado con óleos y filtros

Ahora vamos a buscar ese efecto de pintura decolorada tan caracteristico en material expuesto a la intemperie durante tiempo prolongado.

Para ellos vamos a emplear óleos de tonos verdes y amarillos que aplicamos en distintos paneles. Lo que buscamos es difuminarlo mucho para crear un efecto sutil.

Sexto paso: Efectos finales

Para terminar, vamos a aplicar un efecto de metal pulido en los nervios de los estribos , en la zona de la huella sobre la que los operarios apoyan el pie para acceder a la cabina o ala bancada.

También eliminaremos el barniz de los cristales, dejando un cerco suave que marcaría la acción del limpia sobre el parabrisas.

Fotos del tractor 303, ¡listo para trabajar!

En esta serie de imágenes se puede apreciar el acabado final del modelo y cómo luce en la vía.

¿Te interesa el modelismo?

Suscríbete a nuestro boletín para estar al día de todas las novedades de Modelismo 2.0

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *